Llámanos al: 685 327 290 - 913 314 097
, Cuidado de personas mayores en Madrid

Las úlceras en la piel constituyen una de las complicaciones más frecuentes en las personas de la 3°edad y conviene conocer bien los motivos por los que aparecen y cómo prevenirlas: 

¿Por qué aparecen? 

Principalmente surgen por dos motivos que te contamos a continuación.

En primer lugar por presión continua sobre las zonas donde los huesos están más cerca de la piel (como los tobillos, talones o caderas) que forman las llamadas úlceras por presión o escaras, ya sea por estar demasiado tiempo sin moverse o por tener que permanecer en silla de ruedas o en la cama.

Y el segundo motivo es si se tienen problemas cardiovasculares,  lo que provoca que el flujo sanguíneo en la zona del cuerpo donde aparece la úlcera sea deficiente y esto acaba provocando lo que se conoce como úlceras isquémicas o vasculares. Otras causas para esta mala circulación pueden ser una alta presión arterial, una obstrucción en los vasos linfáticos o tener una enfermedad renal crónica.

¿Cómo identificar que se trata de una úlcera?

Los factores de riesgo más comunes son, entre otros:

  • El cambio de coloración en la zona de la piel dañada (enrojecimiento y cambio a tonos más oscuros con el paso de los días)
  • Hinchazón y sensibilidad o dolor de la zona dañada.
  • Aumento de la temperatura en la herida.

¿Qué factores pueden desencadenar su aparición?

Junto a los factores previamente dichos (falta de movilidad y flujo sanguíneo deficiente) hay otros a tener en cuenta en la aparición de este tipo de heridas, como son la desnutrición,  que hace que las capas de la piel suelan ser más finas y con mayor riesgo de erosión y el tener la piel deshidratada, ya que la hace más vulnerable y quebradiza.

¿Cómo prevenirlas?

Aquí te contamos 4 pequeños tips para evitar la aparición de este tipo de heridas:

– Aunque la persona tenga que estar siempre en la cama o en una silla de ruedas, es necesario hacer cambios posturales cada 3-4h.

– Cuidar la alimentación, que sea equilibrada, lo que evitará los problemas cardiovasculares. 

– Mantener una buena hidratación corporal: usar siempre  loción hidratante tras la ducha (preferiblemente rica en ácidos grasos hiperoxigenados) y beber la cantidad de agua recomendada. 

– Usar dispositivos de alivio de la presión en sillas o sillones como son los colchones antiescaras y las taloneras, entre otros.

Nuestras cuidadores y cuidadores son especialistas en tratar y preever este tipo de heridas, contáctanos para más información. 

Fuente: Medline.plus (I) Medline.plus  (II)

¡Cuéntanos!
¿En qué podemos ayudarte?
¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! Somos el equipo de Cuidándote,
¿Qué podemos hacer por ti?